El Presidente Nelson se dirige a miles de santos en Ecuador

Miles de Santos de
los Ultimos Días se reunieron en Quito, Ecuador, el lunes 26 de agosto para
escuchar al profeta recordarles su responsabilidad de prepararse para una vida
gloriosa aquí y en la vida venidera, con sus familias.

 

El presidente Russell
M. Nelson dijo a los Santos de los Ultimos Días reunidos en el Coliseo
Rumiñahui en Quito, en una reunión que se transmitió a todas las congregaciones
de la Iglesia en Ecuador, que cada uno de ellos es responsable de desarrollar
la fe en Dios y guardar Sus mandamientos.

 

Obtener lo que la doctrina de la Iglesia llama
“exaltación” (“el estado más alto de felicidad y gloria” en
el cielo, dijo el presidente Nelson) requiere decisiones rectas tomadas en la
familia. El profeta dijo que Dios exalta a las parejas que guardan Sus
mandamientos, lo que incluye casarse en uno de los templos de la fe y crear un
hogar lleno de amor el uno al otro y a sus hijos.

“El hogar debe ser el laboratorio de Dios para
amar y servir”, dijo el presidente Nelson. “Ahí es donde un esposo
ama a su esposa, una esposa ama a su esposo, y los padres y los hijos se aman
mutuamente. Nuestro Padre Celestial desea que los esposos y las esposas sean
fieles el uno al otro en un hogar donde los hijos se consideran una herencia
del Señor. Gracias al gran plan de felicidad de Dios, las familias pueden
permanecer juntas para siempre. ¡La exaltación es un asunto familiar!”

El hogar debe ser el laboratorio de
Dios para amar y servir. —Presidente Nelson

La capital y ciudad más grande de Ecuador es la
tercera parada de la gira ministerial de cinco países en América Latina del
profeta, que ha incluido visitas a Guatemala y Colombia. El presidente Nelson
viaja con su esposa, Wendy, y el élder Quentin L. Cook, del Cuórum de los Doce
Apóstoles, y con su esposa, Mary.

La hermana Nelson compartió experiencias personales
con respuestas a las oraciones en momentos clave de su vida. Luego animó a los
santos a orar diariamente con profunda y seria convicción, y hacerlo
continuamente hasta que el Señor los bendijera.

“Los cielos se abrirán cuando oremos
persistentemente: ´Por favor, ayúdame a alcanzar la medida de mi
creación´”, dijo la hermana Nelson. “Y los cielos se seguirán
abriendo a medida que sigamos adelante con cada impresión que nos llegue. Es mi
testimonio que los cielos se abrirán cuando estemos tan ansiosos de conocer la
mente y la voluntad del Señor, que estamos dispuestos a que nos traiga algo aún
mejor, algo mucho mejor que los deseos de nuestro corazón”.

El élder y la hermana Cook también hablaron sobre
el tema de formar familias fuertes. Alentaron a los santos ecuatorianos a hacer
todo lo posible para enseñar a sus hijos y amarse unos a otros en el hogar, y
especialmente a no rendirse cuando los resultados no son inmediatos.

“Los cielos se abrirán cuando oremos
persistentemente: ´Por favor, ayúdame a alcanzar la medida de mi
creación´” Hermana Nelson

No quiero que nos desanimemos si no funcionan las
cosas como lo planeamos. Y a veces no funcionan”, dijo la hermana Cook
después de describir una época en la que una actividad sobre las Escrituras de
la familia Cook no salió según lo planeado. Su hijo de 3 años interpretó el
papel de Moisés, mientras que el élder Cook era faraón. “Moisés seguía
diciendo: ‘Deja que mi pueblo se vaya’. Y seguía oyendo: ‘No. No. No.- Tomó la
ley en sus propias manos. Le dio un puñetazo a su padre en la nariz. En ese
momento, todo se vino abajo. Pero Faraón dejó ir a los hijos de Israel. Y ese
fue el final de la noche de hogar”.

La lección para todos, dijo la hermana Cook, es
perseverar a través de las dificultades inesperadas y continuar enseñando a los
niños las palabras y los caminos de Dios.

“Sigue perseverando. Sigue haciéndolo”,
dijo la hermana Cook.

El élder Cook dijo que la diligencia en la
formación de hogares amorosos y piadosos es fundamental porque “el
concepto doctrinal culminante es el significado eterno de la familia. La
familia es ordenada por Dios. Es la unidad más importante en el tiempo y en la
eternidad”.

“Independientemente de los desafíos que
enfrente, no se desanimen”, agregó el élder Cook. “Por favor,
comprendan que la fe en el Señor Jesucristo y el guardar Sus mandamientos es y
siempre será la prueba definitoria de la vida terrenal. … Dios ama a todos
sus hijos. Quiere que todos regresen a Él. Desea que todos estén en sintonía
con la música de la fe. La expiación del Salvador es un don para todos”.

Los líderes de la Iglesia participarán, luego, en
un devocional el miércoles por la noche en el Tecnópolis Arena de Buenos Aires.

El martes por la mañana, el profeta se reunió con
el presidente ecuatoriano Lenín Moreno antes de partir hacia Buenos Aires,
Argentina.

La fe en el Señor Jesucristo y el
guardar Sus mandamientos es y siempre será la prueba definitoria de la vida
terrenal. – Élder Cook

Esta es la quinta visita del profeta a Ecuador. Su
primer viaje fue en 1997 como miembro del Cuórum de los Doce Apóstoles. El
presidente Gordon B. Hinckley viajó al país en 1999 para dedicar el Templo de
Guayaquil, Ecuador.

Ministerio de América Latina

Los líderes de la Iglesia han visitado Guatemala,
Colombia y Ecuador desde que comenzaron su gira ministerial en América Latina
el 24 de agosto. Otros devocionales de miembros y reuniones protocolares con el
gobierno, líderes religiosos y medios de comunicación se llevarán a cabo en
Argentina y Brasil. La gira ministerial en América Latina concluirá el 2 de
septiembre.

Iglesia Global

La Iglesia, con sede en Salt Lake City, Utah,
cuenta con más de 16,3 millones de miembros en todo el mundo y más de 30.000
congregaciones en más de 175 países y territorios y más de 200 templos en
funcionamiento, anunciados, en construcción o en renovación por todo el mundo.

Ecuador es el hogar de aproximadamente 250.000
Santos de los Ultimos Días. Los primeros misioneros llegaron al país en 1965.
Ahora hay cinco misiones y un templo en el país sudamericano. La palada inicial
en el terreno, para el segundo Templo de Quito Ecuador se realizó en mayo. El
Templo de Guayaquil, Ecuador, fue dedicado en 1999.

El presidente Nelson es el decimoséptimo presidente
de la Iglesia. Desde enero de 2018, ha viajado a Europa, Africa, Asia, América
del Norte, América del Sur y el Pacífico para ministrar a los Santos de los
Ultimos Días y reunirse con líderes gubernamentales, empresariales y
religiosos.