Nuestro Señor el Gran Administrador

Cristo y la Creación
Cristo y la Creación

Él te enseña a como tomar decisiones con visión de futuro y sostenibles

La metodología y las técnicas para la toma de decisiones siempre han sido temas gravitantes en nuestra vida personal, familiar y emprendedora.

De seguro viene a nuestra mente el PERT/CPM, Gantt, MS Proyect, la matriz de Eisenhower, los cuadrantes de Stephen Covey y otros más. Y se va complicando el asunto.

Tranquilos. Los principios del Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, son claros, enseñables, pero sobre todo sencillos, y no siempre simples.

Ahora y juntos, descubramos lo que tiene nuestro Señor como enseñanza para nosotros respecto a la toma de decisiones.

En el primer libro del Antiguo Testamento, en el primer capitulo y en el segundo versículo, dice:

“Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas” (1)

Entonces Él identificó tres desafíos y además los priorizó.

1.Desorden2.Vacía3.Tinieblas

Y ahora, ¿cuáles serían las soluciones a esos desafíos:

DesafíoSolución
DesordenOrden
VacíaHenchid, llenar
TinieblasLuz

Muy bien, ya sabemos los desafíos y el orden o prioridad de ellos. También sabemos las soluciones para cada uno de los desafíos.

Bueno y ahora, ¿con cuál empezamos? Seguimos la prioridad establecida por los desafíos o seguimos a nuestro Señor Jesucristo. Entonces ¿Qué decisión tomó? ¿Qué hizo Él?

“Y dijo Dios: haya luz, y hubo luz” (2)

¿Qué pasó? No siguió en orden y prioridad de los desafíos. Cambió, no vió lo inmediato, vió el futuro sostenible. Entonces, buscó la solución del tercer desafío, pero si había priorizado de otra manera sus desafíos. ¿Por qué?

Dios, nuestro Señor Jesucristo mira y ve de manera diferente que nosotros. Él tiene una visión de futuro y busca la solución sostenible en el tiempo y para la vida.

Nuestro Señor sabe que de esa manera, con su luz, con la luz, con su energía de luz podía seguir con los siguientes pasos de la creación y organización de los cielos y la tierra. (3)

Con su luz podía juntar las aguas y descubrir lo seco (por evaporación), podía producir la hierba verde (fotosíntesis), podía compartir su luz a las lumbreras, podía alimentar así a los animales herbívoros y carnívoros (terrestres, marinos y aéreos) y organizar la ecología para crear al hombre y la mujer. (4)

¿Y que más hizo?

“Y vió Dios que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas.

Y llamó Dios a la luz Dia, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana el día primero” (5)

AcciónDecisión
Y vió que la luz era buenaDarse cuenta, Evaluar
Y separó Dios la luz de las tinieblasDiscernir
Y llamó a la luz DiaPoner nombre

El Señor vió, se dió cuenta que funcionaba bien y la calificó, era buena. Y siguió adelante.

Y separó, diferenció, capacidad para discernir. Y siguió adelante.

Y llamó a la luz Día, le puso nombre, autoridad para denominar a su creación.

¿Y cómo se aplicaría?

  1. Identifica tus desafíos.
  2. Prioriza el orden de tus desafíos.
  3. Identifica las soluciones.
  4. Prioriza el orden de las soluciones. Alinea tu visión como la del Señor, con visión de futuro y sostenible. Cuidado, no siempre el orden de tus desafíos es el mismo que el de las soluciones. Esto es clave.
  5. Ponlo a prueba. Verifica que funcione, que salga bien, no regular. Evalúa y contrasta en base a tu visión de futuro sostenible.
  6. Separa y deja de lado, lo que no se alinea con tu visión de futuro y lo que no te haga sostenible en el tiempo y la vida.
  7. Ponle nombre a tu proyecto, hazlo parte de ti, identifícate con él, es tuyo.

De esta manera aprendemos como nuestro Señor toma decisiones ante los desafíos de la creación de los cielos y la tierra. Así también podemos seguir el modelo de nuestro Señor Jesucristo para tomar nuestras decisiones con visión, visión de futuro y sostenible.

Este modelo del Señor se puede ajustar a cualquier tamaño o naturaleza de nuestros proyectos personales, familiares y de emprendimiento. Les testifico que Él les conoce, les ama y está pendiente del éxito de Sus hijos. Les testifico que Él vive y no le son ajenos vuestros desafíos.

En el nombre de nuestro Señor, Salvador y Redentor Jesucristo.

  • Genesis 1:2. Santa Biblia. Reina – Valera 2009. Antiguo versión de Casiodoro de Reina (1569). Revisada por Cipriano de Valera (1602). Otras revisiones: 1862, 1909. Publicada por la Iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos Días.
  • Genesis 1:2. Santa Biblia. Reina – Valera 2009.
  • Doctrina y Convenios 88.6-13. Doctrina y Convenios de la Iglesia de Jesucristo de los santos de los Últimos Días. 2000.
  • Genesis 1:7-27. Santa Biblia. Reina – Valera 2009.
  • Genesis 1:4-5. Santa Biblia. Reina – Valera 2009.

“Las opiniones expresadas en este articulo son responsabilidad exclusiva del autor y no representan necesariamente la posición oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”

Manuel Fernando Belaunde Suárez
belaundemf@gmail.com | Lima, Perú.